Crear ambientes de Juego en tiempos difíciles

Crear ambientes de Juego en tiempos difíciles

Crear ambientes de Juego en tiempos difíciles

¿Sabias que el juego está reconocido como uno de los derechos de los niños en la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989?

Cuando los niños están confinados a su casa,  los padres tienen la oportunidad única de ser los únicos facilitadores del juego.

Te recomendamos que el juego sea:

  • Libremente elegido – ellos eligen cómo, qué y con quién juegan
  • Dirigido personalmente – siempre que sea posible, los niños deben tener el control de «cómo» juegan
  • Intrínsecamente motivado – el juego ocurre por su propio bien y no por una meta o recompensa externa.
  • En un contexto seguro – que el niño tenga la confianza de que cualquier amenaza o peligro real para ellos se ha minimizado

Lugares para jugar

Busca opciones cerca de tí, como parques,  playas o espacios verdes. Las playas, charcos o barro, bosques ofrecen una multitud de opciones diferentes. Pequeños grupos de niños, o una unidad familiar si estás en un momento de distanciamiento social, pueden utilizar la naturaleza que les rodea para inspirar el juego.

Explora charcos o arroyos en busca de criaturas, construye fuertes con ramas caídas, crea arte con piedras u hojas. No subestimes los terrenos vacíos y grandes también.

Si tienes un patio, un jardín o un terreno… ¡úsalo!

Reserva un espacio para tus hijos donde
puedan mover sus cuerpos con libertad, explorar, crear con materiales y tener
la libertad de hacerlo suyo. Busca formas de crear una variedad de
espacios que aborden las diferentes necesidades: grandes movimientos corporales
(escalar, saltar, correr), áreas tranquilas y acogedoras, y espacios creativos
para proyectos abiertos.

Encuentra formas de seguir experimentando los beneficios de la naturaleza:

  • Cultivar un minijardín interior
  • Cuidar algunas plantas de interior
  • Instalar un comedero para pájaros
  • O, por lo menos, colocar fotos de la naturaleza para mirarlas.

Compartir el espacio interior con pequeños puede plantear algunos desafíos, especialmente si producen muchos «residuos de juego». Establecer un espacio modificado donde tu hijo pueda ser la pequeña persona maravillosa y creativa que es, es la clave.

Por ejemplo, puedes usar cortinas de baño de plástico para proteger las paredes, mesas o suelos cuando hagan proyectos de arte. Los recipientes de plástico son excelentes para hacer cajas sensoriales con cuentas de vidrio, arena o plastilina, y no se te olvide del baño para la divertirse con las burbujas espumosas o incluso dejarles que pinten en las paredes o azulejos con pinturas lavables.

Dentro de casa también es posible que los niños hagan mucho movimiento corporal… Las pistas de obstáculos interiores hacen que los niños se muevan de diversas maneras y los columpios interiores son bastante fáciles de instalar.

Materiales a utilizar

Los materiales indefinidos son los mejores, los que sin ser nada en concreto pueden ser todo.

Pueden ser transportados, alineados, rediseñados, desmontados, movidos y vueltos a montar de varias maneras. El uso de este tipo de materiales inspira la creatividad debido a sus infinitas posibilidades.

  • Elementos naturales
  • Reciclables
  • Materiales de construcción y otros desechos
  • Textiles
  • Materiales de arte

El juego nos salva en cualquier edad

En tiempos de incertidumbre, la flexibilidad y el pensamiento creativo son la clave para crear entornos adecuados para los niños.

Podemos fomentar las experiencias de juego auténticas ofreciendo a los niños el tiempo, el espacio y los materiales para crear, explorar y mover sus cuerpos.

En una época en la que muchos de nosotros nos sentimos distanciados unos de otros, el juego puede ser lo que nos mantiene conectados. Los beneficios del juego se extienden más allá de la infancia, y encontrar maneras de jugar o ser juguetón durante el día es una poderosa forma de combatir las noticias deprimentes y los días grises.

Fuente:

www.tamarachubarovsky.com/2020/08/20/como-crear-ambientes-de-juego-en-tiempos-dificiles/

Elementos que no pueden faltar en tu altar del día de muertos

ELEMENTOS QUE NO PUEDEN FALTAR EN TU ALTAR DEL DÍA DE MUERTOS

Cada vez está más cerca el día de recibir a nuestros seres queridos que se nos adelantaron, y sabemos que, por el trabajo u otras actividades, hemos postergado la puesta del altar, pero no tiene que ser una labor cansada, pues en familia podemos hacerlo
de manera divertida y unidos. Aunque en cada familia suelen variar, cabe recordar los elementos principales en el altar y que, por supuesto tienen un significado, aquí te los presentamos:

  1. Mantel blanco y sal. El blanco significa pureza y alegría, además que la sal servirá para que el cuerpo del difunto no se corrompa en el viaje de ida y vuelta.
  2. En el viaje de los difuntos a nuestro mundo, el agua les quitará la sed, y al ser también pura, sirve también como un aseo para ellos.
  3. Velas y veladoras. La flama es la fe, la luz y la esperanza para que encuentren el camino de regreso a su antiguo hogar. Se dice que el número de velas puestas, será el número de ánimas que queremos recibir.
  4. Copal y cruz de ceniza. Se utiliza para limpiar el lugar de las “malas vibras” y los malos espíritus. La cruz sirve para que el alma llegue hasta el altar y pueda expiar sus culpas pendientes.
  5. Calaveritas de chocolate o azúcar. Representan a nuestros difuntos, por lo que suele colocárseles el nombre de cada uno de ellos a modo de honrarlos.
  6. Papel picado. Es una representación del aire, además de añadir un toque festivo a la celebración.

Además, recuerda que cada día previo al 2 de noviembre, es un día en específico en que recibimos a nuestros seres queridos según el motivo de su muerte, aquí abajo te lo describimos.

  1. 28 de octubre. Llegan quienes se fuerón a causa de un accidente, muerte repentina o violenta y las almas perdidas.
  2. 29 de octubre. Este día llegan los que fallecierón ahogados.
  3. 30 de octubre. Se recibe a las ánimas abandonadas por su familia, huérfanos y maleantes.
  4. 31 de octubre. Llegan las almas que están en el limbo, los no nacidos o los no bautizados.
  5. 1 de noviembre. Este día llegan los niños, comúnmente llamados “angelitos”.
  6. 2 de noviembre. Este día es dedicado a los adultos.

Así que el tiempo corre y aún podemos alistar todo para recibir a quienes recordamos con mucho cariño cada año.

¿La preparamos juntos?

3 razones por las que los Docentes dejamos de jugar

Cuando era niña, en el patio de la casa de mi abuelita, jugaba a muchas cosas con tres sillas y dos mesitas. Ese espacio se convertía en una cafetería, en un banco, en una casa, pero mi preferido era cuando se transformaba en una escuela, yo me volvía  una maestra y mi escaso mobiliario en los mesabancos de mis muñecas que eran las alumnas de mis lecciones de dibujo, de la enseñanza de las letras o los colores, realmente no se necesitaba gran cosa para crear historias y escenarios que me permitieran jugar a la vida. Yo jugaba a ser maestra hasta que me convertí en una.

Tú ¿a qué jugabas docente?

Y pregunto en pasado porque he visto que nosotros docentes dejamos de jugar por tres razones:

  1. La primera: es porque crecimos.

Cuando dejamos nuestra niñez, alguien nos dijo que era tiempo de estudiar, trabajar, ganar dinero, etc., etc., y nos compramos la idea de que el juego es solo para los niños. Sin embargo, recordemos que en el juego representamos la vida y la mejor forma de aprender es jugando, por lo tanto, si dejamos de jugar dejamos de soñar, de aprender y construir, la vida que queremos.

 

  1. La segunda: es porque no tenemos tiempo.

Los adultos, creemos que  perdemos o que nunca tenemos tiempo para esas “nimiedades” de estar jugando y menos los docentes que cuando no estamos dando clase, estamos planeando, calificando, estudiando, entre muchas otras cosas. Pero ¿sabes cuánto tiempo ocupan los pacientes de Alzheimer en jugar como parte del tratamiento para que la memoria no se les esfume tan rápido? Cuando jugamos le ganamos tiempo a la vida, a la memoria, a la destreza, a la tolerancia, a la paciencia, a la agilidad y a tantas cosas, porque todo eso lo ponemos en juego para llevarlo a nuestro quehacer.

 

  1. La tercera: es porque creemos que es improductivo.

“¿A quién le pagan por jugar? Tal vez a unas cuantas personas que se dedican a probar la efectividad de los juegos, pero a mí no”. Eso es lo que dicen muchos, pero entonces eso quiere decir que pensamos que jugar no nos hace ganar dinero o, peor aún, que nos hace perderlo. Y sabes tienes razón, cuando tomamos los juegos de nuestro teléfono y nos perdemos o cuándo el juego de apuestas domina la voluntad, ahí hay pérdidas. Pero el juego en el que hay interacción humana, en el que mueves tu cuerpo, en el que despiertas tu imaginación, es el juego que despierta tu CREATIVIDAD, esto es tu capacidad de crear y si creas produces ideas, imágenes, palabras, trabajo, dinero.

 

Sabes, yo me di cuenta que cuando más cansada estaba de escribir, de calificar, de estudiar, hacer uno o dos retos de alguno de mis juegos de destreza de IQ, me aclara la mente y de manera casi mágica las ideas me fluyen y mi energía vuelve; brincar un juego de avión me llena de alegría, mi mente se concentra en mantener mi equilibrio; armar un rompecabezas me lleva a encontrar muchas formas de resolver un reto. Así que te invito a jugar a moverte, por dentro y por fuera, haz una pausa, respira, date tiempo.

Yo, hoy  a mis más de 40 años sigo jugando para seguir viviendo, para seguir creando y recreando, para seguir ganando, perdiendo y construyendo como es en la vida misma. Porque en el juego jugamos a la vida.

¿Tú docente a qué quieres jugar hoy?

 

María Ana Romero V.

Creadora y Fundadora de Inspira Docente

Pedagoga, Psicoterapeuta y Facilitadora de Método Paternidad Efectiva

 

www.inspiradocente.com

Facebook: Inspira Docente

 

 

Deja a los niños ser niños

Hay veces que por ser adultos suponemos que ya lo sabemos todo y que por lo mismo los niños son los que deben seguir nuestras reglas, incluso hasta queremos decidir que deben jugar, deja a los niños ser niños

Pero los niños como he dicho, son nuestros grandes maestros, cuando no hay ningún plan de salida  para un juego ellos inventan sus juegos, descubren que pueden hacer cosas que no sabían y sin ayuda de nadie empiezan a desafiar sus propios miedos y  destacan sus talentos.

El juego libre les da la posibilidad de ir más allá que con cualquier otra actividad. En esa simple pero tan potente actividad el niño se crea a sí mismo, descubre sus habilidades y enfrenta sus limitaciones. Reta su potencial y expande su mundo interno.

Un niño de 7 años necesita el juego para construir las reglas y el bebé descubre el poder de su piernas cuando se agacha para esconder su carita y jugar a desaparecer. El adolescente mide su fuerza y su destreza cuando corre la bicicleta y juega futbol… y así cada etapa y cada juego tiene su función y su importancia.

Los niños nos enseñan a dejarnos llevar y fluir.

Pero ¿Estamos dándoles la oportunidad de que jueguen? Debemos dedicar el tiempo para que jueguen salgan a jugar y no dejarnos llevar por las prisas de la vida que llevamos ahora o querer llenar sus cerebros de información y llenarlos de actividades para prepararlos y que sean los mejores.

Lo hacemos con la mejor intención pero sin darnos cuenta les estamos robando su tiempo, su espacio creativo, su infancia…

Recuerda que el juego promueve:

DESARROLLO: Sí, su desarrollo físico, emocional y social, eso quiere decir que el puede aprender a través de la investigación, la experiencia y el descubrimiento.

Desarrolla sus sentidos, socializa y se descubre a sí mismo, aquí es dónde comienza a comprender el mundo en el que vive.

APRENDIZAJE: Jugar es estar en un proceso creativo, al jugar los niños están creando y recreando escenas de la vida cotidiana e integrándolas en su desarrollo.

SEGURIDAD: El juego permite la libre expresión, la repetición y la conexión.

¿Para qué sirve eso? Para que tenga seguridad, confianza y desarrolle su potencial.

Simplemente hay que proporcionarles el ambiente para que pueda desarrollar las actividades más importantes de su vida EL JUEGO.

No hay que atiborrarlos de actividades que lo desconectan de su desarrollo, otra cosa es importante, ser su mejor ejemplo y ser dignos de ser imitados, a los niños les encanta recrear su entorno (Cómo esas veces en que mi hija me imitaba).

Hónralo en este día del niño, juega con él, deja que ellos pongan las reglas y simplemente estén juntos.

 

Cuéntame en Facebook ¿qué actividades hicieron?

 

día-del-niño

¡Los mejores juguetes para regalar en navidad!

Meses antes de que sea navidad comenzamos a recibir bombardeos de anuncios sobre los juguetes de navidad que serán los que garantizan horas y horas y horas de diversión, con la más alta tecnología y que harán a nuestros hijos ser los niños mas “cool”.

En nuestra experiencia “más” no es siempre lo mejor, generalmente esos juguetes de navidad terminan aburriendo a nuestros pequeñitos porque no los retan a cosas nuevas y diferentes y porque el juguete normalmente no hace lo mismo que en el anuncio de la tele.

Pero
?¿Por qué razón, año tras año, nos dejamos llevar por la corriente y seguimos adquiriendo este tipo de juguetes?
?¿No es la infancia una etapa para estimular la imaginación y la creatividad?
?Pensémoslo seriamente… ¿de verdad queremos saturar a nuestros hijos con juguetes de este tipo que no ofrecen ningún provecho a nivel didáctico o, en cambio, queremos dotarles de las herramientas necesarias para que aprendan al tiempo que se divierten?

Entonces ¿Por qué regalarle un juguete didáctico a un niño? ?

Son la excusa perfecta para pasar tiempo con ellos y conectar

Sabemos que funcionan: muchos años de experiencia en el sector de la venta de juguetes infantiles nos permiten asegurar que estos juguetes funcionan de verdad. Educan en valores, desarrollan la imaginación y ayudan al desarrollo social del pequeño o la pequeña. Sus beneficios están más que demostrados.

Cumplen las expectativas: nada de crear falsas esperanzas ni de promesas incumplidas. Nuestros juegos educativos no decepcionan. Son sencillos, seguros, intuitivos y divertidos. Garantizan ocio de verdad, sin ornamentos ni artificios.

Tienen una vida útil más longeva: se trata de juguetes fabricados a la antigua usanza, con materiales de óptima calidad, resistentes y duraderos que, con un cuidado adecuado, pueden durar prácticamente toda la vida.

Estimulan de verdad: la sencillez siempre ha sido aliada de la creatividad, por eso, apostamos por la simplicidad para desarrollar la imaginación, la coordinación, la motricidad, la concentración, la memoria y, en definitiva, conseguir despertar la curiosidad de l@s más pequeñ@s, al tiempo que les permitimos desarrollar al máximo sus habilidades mediante juegos de ingenio, juegos de estrategia, rompecabezas etc.

Educan en valores: jugar es aprender a vivir, a desenvolverse en el mundo, a interactuar socialmente dentro de nuestro entorno, así que… ¿qué mejor que apostar por juguetes didácticos para niños y niñas que instruyan en valores? La solidaridad, el compañerismo, la tolerancia, el respeto… son valores que pueden adquirirse a través del juego e interiorizarse, de tal manera que se consoliden y permanezcan en la edad adulta.

⭐️Esta Navidad, te invitamos a que animes l@s más pequeños a pedir regalos que les sirvan para toda la vida, que les enseñen cosas nuevas y que puedan jugar con sus seres queridos. ?

Aprender Jugando de acuerdo a Francesco Tonucci

Foto por Myles Tan on Unsplash

Aprender Jugando

“Los niños aprenden mucho más jugando que estudiando, haciendo que mirando. El juego que hacen solos sin el control de los adultos es la forma cultural más alta que toca un niño. Los niños que han podido jugar bien y durante mucho tiempo serán adultos mejores” – Francesco Tonucci

Es importante hablar del papel del juego en la educación de nuestros hijos, ya que por un lado  esperamos que nuestros pequeños cumplan con una serie de tareas escolares y aprendan lo que se les imparte pero muchas veces a costa de la diversión.

El psicopedagogo y escritor italiano Francesco Tonnuci es autor de varios libros que hablan sobre los niños y su papel en las ciudades.

Él ha puesto en marca en 1991 un proyecto llamado “La Ciudad de los Niños”, en donde los gobiernos de 100 ciudades escuchan y valoran la opinión de los niños en la ciudad de residencia.

El Espacio Urbano y los Niños

Pero ¿qué es lo que piden estos niños cuando se reúnen con sus gobernantes? Espacio y Autonomía.

De acuerdo a Tonucci, a los niños no les gusta estar recluidos en sus habitaciones de juego, lo que ellos quieren es pisar el césped, subirse a los árboles, jugar con las lagartijas, etc.

En pocas palabras se trata de que los niños exploren su entorno, y se apropien del espacio publico para que lo hagan suyo. Si un policía o un adulto le quita una pelota a un niño en una plaza pública es prácticamente decirle que esté espacio no le pertenece que no puede hacer uso del mismo y por lo tanto hay una exclusión.

Se trata de construir ciudades donde los niños puedan ser niños. “Los niños deben poder jugar como quieran ellos. En el patio de casa, en la acera, en los paseos…, porque éstos son espacios público”.

Las ventajas de que el niño se apodere del espacio

La pregunta que todo padre se puede hacer al respecto es ¿qué beneficios tiene que nuestros hijos se apoderen del espacio? Y la respuesta está en la autonomía, ya que tal como lo dice Tonnuci.

“El juego que hacen solos sin el control de los adultos es la forma cultural más alta que toca un niño. Los niños que han podido jugar bien y durante mucho tiempo serán adultos mejores”.

No se trata de dejar que hagan lo que quieran, sino de acompañarlos desde lejos en el juego pero con normas sociales, de tiempo y espacio que les permitan descubrir.

Te invitamos que le des un vistazo a otros artículos que pueden interesarte Los beneficios de los juegos de construcción , Beneficios de los juguetes de ciencia